Noticias

La experiencia de UCAN en contabilidad social en el Congress of Global Economic Accounting

Baluarte acoge el VII Annual Congress of Global Economic Accounting en el que se está debatiendo sobre la importancia que tiene para las empresas y organizaciones cuantificar su valor social. Un encuentro en el UCAN ha mostrado su experiencia y ha explicado la oportunidad que supone esta metodología para la Economía Social.

El congreso ha sido organizado por GEAccountingCEPES Navarra, confederación de la que UCAN es miembro activo,  y el Gobierno de Navarra.

Durante este Congreso se ha explicado el concepto de “contabilidad social”, que engloba, no solo el valor contable y económico que genera una empresa a sus integrantes y accionistas, sino también el que produce para sus grupos de interés como clientes o proveedores y para la sociedad en general, además de detallar las ventajas y oportunidades que ofrece en nuestra comunidad.

Izaskun Goñi, directora general de Política Económica, Empresarial y Trabajo del Gobierno de Navarra; Ignacio Ugalde, presidente de CEPES Navarra, y José Luis Retolaza, profesor de la Deusto Business School y director científico de GEAccounting, han sido los encargados de dar la bienvenida a la jornada.

La “contabilidad social” está relacionada con el valor social que una empresa genera y también es cuantificable en euros. Es todavía un concepto poco conocido en general, pero Navarra se encuentra  a la cabeza gracias al compromiso del gobierno foral por esta materia. Ahora, la contabilidad social permite su análisis y realizar una valoración de forma objetiva, además, de informar a la sociedad sobre la actividad que realiza una empresa y sus repercusiones en ella.

Ignacio Ugalde ha destacado la importancia de la contabilidad social en una empresa, como valor que esta genera en la sociedad. “Desde la economía social asumimos la Innovación, la estrategia y el interés público como factores esenciales en beneficio a la sociedad. La contabilidad social hace visible lo invisible, permite medir el valor, las consecuencias de la actividad diaria de una organización con la sociedad”.

Así mismo, ha señalado que la Economía Social es “un fuerte antídoto contra la precariedad. Participamos del diálogo social, del bienestar, contribuimos al desarrollo normativo y legislativo. Como presidente de CEPES, es satisfactorio decir que somos un referente a nivel mundial en este modelo socioeconómico y pionero en contabilidad social”.

 

Ugalde ha recordado que UCAN y ANEL, además de ser referentes en Economía Social, han sido pioneras en impulsar la contabilidad social en Navarra, y que ambas entidades están trabajando en transmitir este conocimiento a otras cooperativas.

Por su parte, José Luis Retolaza ha explicado que al igual que la empresa lleva a cabo una contabilidad en sus cuentas de negocio, “la contabilidad social también puede medirse, no solo por los resultados objetivos del negocio a nivel de mercado sino el valor que supone su actividad en los grupos de interés”.

Este es el séptimo congreso trabajando en el esfuerzo de desarrollar un sistema que permita visualizar de una forma más estandarizada el valor social de las organizaciones. “Al principio sonaba algo extraño pero cada vez se va visualizando más. Estamos aprendiendo congreso tras congreso, cómo cuantificar y reflexionar sobre ello. Un reto muy importante cómo dar el salto y escalar la contabilidad social a un conjunto de organizaciones que nos permitan incluso cuantificar valores macro ya que, como ciudadanos, estamos interesados en el valor social de las empresas, saber cuantificarlos y alinear los intereses  de las organizaciones con los intereses de la sociedad”.

Izaskun Goñi  ha destacado que Navarra tiene mucho que decir de la economía social. “A través de la S3, el gobierno de Navarra asienta las bases de futuro que plantea como objetivos la mejora de calidad de vida y la sostenibilidad, y la economía social tiene mucho que ver en esto. El valor social se puede medir, hablamos de emplear una herramienta capaz de poner en valor monetario su actividad social, lo que permite dar a conocer el verdadero beneficio económico y social que genera”.

En este sentido, el Gobierno de Navarra ha impulsado este concepto en ocho entidades cuyos primeros resultados visibles se verán pronto. “En estas jornadas abordamos la contabilidad social desde un punto de vista innovador y su integración en la estrategia empresarial”, ha remarcado Goñi.

Reto de la escalabilidad

Posteriormente, José Luis Retolaza, profesor de la Universidad de Deusto y director científico de GEAccounting ha profundizado en el tema durante su ponencia ‘Innovación y escalabilidad de la contabilidad social’, durante la cual, ha señalado que con la contabilidad social “hacemos un cambio de paradigma. Estamos acostumbrados a realizar una contabilidad desde el punto de vista económico financiero. Ahora, la idea es darle la vuelta, dotarnos de instrumentos que nos permitan visibilizar el valor social que generamos en una empresa, de forma que las entidades lo puedan gestionar y el resto pueda interactuar con nosotros, de manera que las entidades puedan tener mayor  libertad a la hora de tomar decisiones”.

Retolaza ha subrayado que se trata de pasar de la centralidad de las cuentas a la centralidad de las personas, “es un cambio de perspectiva”. Poco a poco, ha explicado, se va aportando a las empresas de una sistematicidad para poder poner en práctica todo esto.

La contabilidad social incorpora tres aspectos según Retolaza: el propio valor de mercado de una empresa a través de los productos y servicios que ofrece; en segundo lugar, el valor de  no mercado, algo que no se recoge de forma monetaria con datos contables; y por último el valor emocional, “cómo se sienten las personas en estas interacciones, lo que es un valor subjetivo.

“Es decir”, añade, “es un sistema complementario a la información que tenemos habitualmente. Incluso debemos ampliar dicha información a otros grupos de interés en los que no se genera ese valor por omisión, pues esa información también es necesaria”.

En este sentido, Retolaza ha explicado la necesidad de llevar a cabo la escalabilidad, que “permite el análisis comparativo entre diferentes entidades” y ha puesto el ejemplo de cómo una entidad puede generar diferentes tipologías de valores y cómo en este caso citado, el valor de no mercado era incluso significativamente mayor al valor de mercado. “Es interesante averiguar el ratio de eficiencia de los recursos utilizados. La contabilidad social permite generar multitud de indicadores en función de los intereses específicos que tienen los interlocutores. Nos aporta un sistema muy amplio de datos, de los que la empresa deberá profundizar para establecer cuáles son interesantes para sus grupos de interés. Son oportunidades estratégicas de contabilidad social que nos pueden aportar información muy relevante. Son datos que informan a la empresa sobre cuál es su situación en la sociedad. análisis cuantificable de cómo estoy generando valor”.

 

En clave de oportunidad para la Economía Social

Patxi Vera, director de UCAN, ha presentado la oportunidad que representa para las entidades de Economía Social y para las cooperativas la monetización de su valor social.

UCAN ha sido una de las entidades pioneras en Navarra en realizar un proceso de contabilidad social con el que se calculó el efecto multiplicador de la labor que realiza y cómo es percibido por aquellos grupos y personas con los que interactúa en su día a día.

Actualmente UCAN está transmitiendo empleando esta metodología en otras cooperativas, gracias al apoyo del Gobierno de Navarra.

 

 

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar