Noticias

Optimización de resultados del proyecto de nanotecnología Arimpe tras su primera vendimia

El proyecto Arimpe, liderado por UCAN y que estudia las ventajas de la aplicación de recubrimientos nanotecnológicos en las bodegas para optimizar las labores de limpieza, ha superado su primera vendimia y actualmente está analizando el nivel de ahorro de agua, energía y productos químicos que ha supuesto la aplicación de esta tecnología.

Se trata de un proyecto piloto que se desarrolla a lo largo de 2018 y 2019, y por tanto en el mismo se evaluarán los resultados obtenidos con la aplicación de los recubrimientos durante las vendimias de ambos ejercicios. Como explica Sergio Abadías, técnico de UCAN,  durante 2018 “se identificaron una serie de zonas de difícil limpieza en las bodegas y se aplicaron los recubrimientos concretos que permiten facilitar la limpieza de instalaciones, reduciendo los consumos de agua, energía y productos de limpieza”.

La información obtenida tras la primera vendimia “nos ha permitido conocer mejor cómo funcionan estos recubrimientos, dónde son más efectivos y por tanto donde permiten obtener mayores ahorros en los insumos de las bodegas”.

Con esta información se están identificando nuevas áreas que se van a tratar para valorar la eficacia del producto durante la vendimia 2019. Además, se está ampliando la superficie tratada en las zonas donde los resultados han sido positivo para “maximizar la información y poder afinar en el cálculo de los indicadores de ahorro”.  Así mismo, se han descartado zonas en las que “aunque el producto ha funcionado no permite modificar los protocolos de limpieza de la bodega y por tanto los ahorros conseguidos son mínimos”, añade.

En paralelo, se ha trabajado en las labores de divulgación del proyecto, publicando la página web del proyecto www.arimpe.com y creando el perfil de Facebook

ARIMPE

Liderado por UCAN, el proyecto tiene como denominación ARIMPE, Aplicación de Recubrimientos Innovadores Multifuncionales en Procesos Enológicos, y está siendo desarrollado junto con el centro tecnológico Lurederra y las bodegas Malón de Echaide, Dominio Lasierpe y Quaderna Vía.

Este proyecto se enmarca en el Programa de Desarrollo Rural de Navarra 2014-2020 y está financiado por la Unión Europea a través de los fondos FEADER en un 65% y por el Gobierno de Navarra en un 35%.

Los recubrimientos nanotecnológicos están diseñados para su aplicación sobre superficies metálicas y sobre superficies porosas, como maquinaria, infraestructuras y equipamiento de las diferentes bodegas. Estos recubrimientos dotarán a las superficies de propiedades antiadherentes y de fácil limpieza.