Destacado

Preocupación en UCAN por la gravísima situación analizada en la Mesa de la Sequía

UCAN ha tomado parte en la Mesa de Sequía, que se ha activado por vez primera en Navarra desde el año 2012, y en el que ha podido corroborar la gravedad de la situación debida a la falta de precipitaciones. 

Desde UCAN muestran la preocupación ante unos datos que revelan una incidencia más profunda todavía que la prevista con unos embalses, además, en mínimos históricos. En este sentido es de reseñar la fuerte incidencia de la sequía en la producción de almendro, de maíz forrajero, cereales, girasol y olivar, así como en la ganadería extensiva, que esta sufriendo la fuerte disminución en la producción de praderas y pastos.

A la reunión han asistido la consejera de Desarrollo Rural y Medio Ambiente, Itziar Gómez; los directores generales de Agricultura y Ganadería y Desarrollo Rural, la gerente de la sociedad pública INTIA, y representantes de UAGN, EHNE, UCAN y ALINAR. El objetivo de la Mesa, que mientras dura la situación se convocará cada quince días, es hacer un diagnóstico común con el sector y seguir la evolución y consecuencias de la falta de precipitaciones.

La consejera ha trasladado al sector los datos de un informe encargado a INTIA para evaluar el impacto de la sequía en los distintos sectores productivos y ha anunciado que va a destinar 6 millones de euros, 4,2 millones de fondos propios, para hacer frente a la difícil situación que atraviesa el sector agrario y, principalmente, los sectores ganaderos.

En concreto, Navarra va a activar el 100% de los fondos FEADER que permite Bruselas (1,8millones) y además los completará con 4,2 millones de fondos del Gobierno de Navarra.

Tal y como ha explicado Itziar Gómez, “la medida está dirigida fundamentalmente al sector ganadero que es el que más está sufriendo por la falta de pastos unida al incremento del coste de los piensos a consecuencia de la guerra de Ucrania, además del incremento de los costes energéticos”.

La consejera ha añadido que “en esta situación vamos a comprometernos con los fondos de Gobierno de Navarra al máximo para que tengamos 6 millones que irán dirigidos precisamente al sector más afectado por la sequía, sector ganadero, principalmente en extensivo productor de carne de ovino bovino y equino; una medida en la que queremos ser ágiles y que trabajamos para que esté concedida en el primer trimestre del 2023”.

Datos del informe

En los sectores agrícolas, se han analizado los siguientes cultivos de secano: maíz forrajero, girasol, almendro, viña y olivar. En maíz forrajero, girasol y almendro se han recogido los datos de producciones anuales medias en Navarra.

-Maíz forrajero: Se estima una reducción de cosecha próxima al 44%, principalmente en la Comarca I (montaña noroccidental)

-Cereal: descenso medio del 22%, más acusado en la zona norte.

-Girasol: Reducción de cosecha próxima al 28% (comarcas III y IV, Cuenca de Pamplona y Tierra Estella)

-Almendro: Reducción de cosecha próxima al 60%.

-Olivar: La merma de cosecha en secano a día de hoy se puede estimar entorno al 10% – 15% en el general de Navarra, pero es previsible que en la zona media la merma sea mayor y en la zona sur algo inferior.

En cuanto a praderas y pastos, tanto en la Comarca I como en la Comarca II, se indica una disminución de la producción de en torno al 30% con respecto a la producción media de los últimos 10 años. Por su parte, la disminución de producción en Urbasa asciende hasta el 43%.

Embalses en mínimo históricos

Y por último, en lo que respecta a embalses y regadíos, las aportaciones acumuladas en los tres meses mayo-junio-julio se encuentran en mínimos históricos desde 1980. Las cuencas del Aragón y Arba han entrado en emergencia. El volumen, según el parte semanal de 5 de septiembre, es de 87,1 de hm3 (es decir, el 19,5%).

Se están teniendo que aplicar prorrateos y restricciones de suministro en los grandes regadíos suministrados por Yesa (lo que afectaría a unas 18.000 has en Navarra). Las cuencas del Irati, Arga y Ega se encuentra en prealerta. Itoiz hoy tiene un volumen de 172,5 hm3 (41,3%).

Por su parte, la zona regable del Canal de Navarra no ha sufrido ningún tipo de restricción este verano.